googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

Anorexia Nerviosa: Definición y Tratamiento

Actualizado: 6 feb

La anorexia es un desorden alimenticio serio que puede ser tratado eficazmente por un psicólogo online, pero que puede ser una condición vital constante si no se encuentran los tratamientos y la ayuda necesaria.


Si bien a nivel internacional este trastorno alimentario tiene una prevalencia entre el 1% y el 3%, en Chile el monto alcanza el 3,8%. En Estados Unidos la anorexia tiene la tasa de mortalidad más alta de los problemas de salud mental. Siendo un diagnóstico tan relevante, se hace indispensable conocer los síntomas y los signos, además de conocer las opciones de tratamiento que están disponibles y han mostrado ser efectivos.


La anorexia se caracteriza por disminución de la ingesta de comida significante y persistente, lo que conduce a una pérdida de peso extrema; una búsqueda incesante de delgadez; una distorsión perceptiva del cuerpo y un miedo irracional a engordar o ganar peso; es un trastorno de la conducta alimentaria profundo, se ven alterados todos los parámetros alimenticios.



El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V) especifica algunos criterios que deben cumplirse para que el psicólogo o el psiquiatra realicen el diagnóstico de anorexia nerviosa.

  • Restricción de la energía consumida a través de los alimentos que se traduce en una pérdida significativa de peso. La persona queda por debajo de los parámetros normales para su edad, sexo, etc.

  • Tener un miedo intenso a ganar peso o a ser gordo. Las personas que padecen anorexia tienen conductas que interfieren constantemente con la posibilidad de ganar peso, a pesar de estar posiblemente bajo su peso recomendado.

  • Percepción alterada del cuerpo. La anorexia afecta la percepción y la persona se ve de una manera diferente a como los otros la ven. No son capaces de reconocer la seriedad del problema en que se encuentran, ni de sopesar los riesgos para la salud que esto implica.


Diferencias entre hacer dieta y tener anorexia


A pesar de que algunos síntomas de la anorexia son parecidos a realizar una dieta, en tanto se intervienen los hábitos alimentarios, hay fuertes diferencias entre una cosa y la otra. Los efectos físicos y mentales del desarrollo de la anorexia son devastadores, muy superior a cualquier efecto negativo que produzca cualquier dieta.


Mientras el realizar una dieta se asocia al objetivo específico de intervenir la ingesta de alimentos y perder algunos kilos, las causas de la anorexia apuntan a la intención de ganar o recuperar el control sobre la propia vida y la emociones, especialmente si la persona ha padecido algún evento traumático o si vive en un ambiente interpersonal caótico.


La dieta apunta principalmente a medir la cantidad de alimentos que se consumen con la intención de perder peso, mientras que la persona con anorexia asocia el perder peso con el logro de la felicidad y la sensación de valía interna.


Síntomas de la anorexia


Socialmente se cree que una persona debe verse demacrada para padecer de anorexia. La verdad es que es casi imposible percibir a simple vista de manera precisa si una persona está teniendo o no problemas relacionados con la anorexia. De todas formas hay algunos signos que nos permiten orientarnos en esa sospecha.


Síntomas físicos:


Este trastorno de la alimentación causa desnutrición severa, lo que puede ser identificable por varios otros factores, además de la pérdida de peso. Acá algunos:

  • Pérdida de masa muscular y grasa.

  • Piel amarilla y seca.

  • Crecimiento de pelo delgado en todo el cuerpo.

  • Pérdida o irregularidad del ciclo menstrual (amenorrea).

  • Constipación.

  • Dolor abdominal y problemas gástricos.

  • Depresión del sistema inmune.

  • Dificultad física para regular la temperatura y dificultad para tolerar el frío.

  • Letargo y pérdida de energía.

  • Erosión dental.



Síntomas conductuales y emocionales:


En las personas con anorexia podemos identificar cambios conductuales y emocionales que nos dan indicio de dificultades con la relación con la comida y de la vivencia de angustia mental. Algunos de estos signos son:

  • Declarar un miedo intenso a ganar peso, o a se gordo.

  • Énfasis angustiante en el peso, talla, estado físico y la apariencia.

  • Hiperfocalización en la comida, incluyendo el contenido nutricional, el impacto de este contenido en el cuerpo, etc.

  • Desarrollar rituales o patrones de alimentación, como masticar lentamente, empujar la comida del plato hacia los bordes, comer en grupos, evitar ciertos alimentos, mantener la comida en las mejillas, etc.

  • Tener una imagen corporal alterada. La persona se percibe gorda.

  • Ejercicio excesivo y constante, a pesar de que las condiciones climáticas sean malas o que la persona se lesione. Esto también puede interferir en el trabajo o colegio.

  • Reusarse a comer o a ser visto comiendo. Evitar comer en situaciones sociales.

  • Desarrollar un patrón para evitar comer, diciendo por ejemplo que ya han comido o que no tienen hambre.

  • Cambios de humor y aumento de la desregulación emocional.

  • Dificultad para pensar claramente y enfocarse.

Consecuencias a largo plazo de la anorexia


La terrible realidad es que la anorexia nerviosa grave y no tratada puede causar la muerte de la persona que la padece, independientemente de la edad, el género, la etnia, religión o el estatus socioeconómico.


A pesar que la sociedad actual ya no divide a las personas de forma binaria, como blancos y negros, hombre y mujeres, etc., la mayor cantidad de investigación se ha llevado a cabo diferenciando entre las consecuencias para hombres y mujeres. Es por esto que a continuación se presentará separadas.


Consecuencias a largo plazo de la anorexia nerviosa en las mujeres. 1 de cada 200 mujeres en el mundo padece anorexia nerviosa, enfermedad que si no es tratada correcta y oportunamente, puede tener algunas o varias de las siguientes consecuencias a largo plazo:

  • Pérdida de la menstruación (amenorrea), dificultad para concebir o incluso infertilidad.

  • El daño a los órganos vitales puede tener como consecuencia problemas de salud crónicos.

  • Complicaciones cardiovasculares y aumento del riesgo de infarto.

  • Pérdida de calcio en los huesos y pérdida de masa muscular.

  • Impactos severos en la carrera profesional o en la capacidad para establecer relaciones vinculares e interpersonales saludables.

  • Padecimiento de síntomas de otras enfermedades mentales como la depresión, ansiedad y abuso de sustancia.

  • Muerte. Un estudio llevado a cabo en la Asociación Nacional para la Anorexia Nerviosa en Estados Unidos concluye que entre el 5% y el 10% de las personas que padecen este trastorno morirá 10 años después del inicio del trastorno, si no se actúa de forma apropiada para resolverlo.



Consecuencias a largo plazo de la anorexia nerviosa en los hombres. La estadística parece insinuar que las mujeres son más propensas a desarrollar este trastorno, sin embargo esto parece no ser muy preciso, ya que los hombres aparentemente están menos dispuestos a reconocerlo o compartirlo con otros. Las consecuencias a largo plazo en los hombres incluyen:

  • El daño a los órganos vitales puede tener como consecuencia problemas de salud crónicos.

  • Complicaciones cardiovasculares y aumento del riesgo de infarto.

  • Pérdida de calcio en los huesos y pérdida de masa muscular.

  • Impactos severos en la carrera profesional o en la capacidad para establecer relaciones vinculares e interpersonales saludables.

  • Padecimiento de síntomas de otras enfermedades mentales como la depresión, ansiedad y abuso de sustancia.

  • Muerte. Los hombres que sufren de anorexia tienen un mayor riesgo de muerte debido a la enfermedad, debido principalmente a la detección tardía que se da mayoritariamente por la idea errada de que los hombres no sufren de esta enfermedad.

Causas de la Anorexia


Las causas de esta enfermedad pueden dividirse en factores biológicos, psicológicos y ambientales.


Dentro de los biológicos se encuentra que las personas con rasgos tendientes al perfeccionismo y la rigidez tienen más probabilidad de desarrollar el cuadro anoréxico. Si se tiene un pariente de primer grado con la enfermedad, los riesgos de tenerla también aumentan.


Factores psicológicos que podrían predisponer al desarrollo de la enfermedad son haber padecido otras enfermedades mentales, como la depresión, TOC, u otros. En general la anorexia suele darse en compañía de trastornos ansiosos y/u obsesivos compulsivos.


Factores de riesgo ambientales tienen que ver con la pretensión de la belleza y el culto a la delgadez de la sociedad occidental. A nivel familiar este ideal puede ser replicado y exigido.


Tratamiento de la Anorexia


Se ha visto que la anorexia tiene un mucho mejor pronóstico si es pesquisada a tiempo. Como es una enfermedad que comienza típicamente en la adolescencia y la adultez temprana, se recomienda a las personas que interactúan con estos rangos etáreos, como profesores y padres, estar atentos a cualquier signo de relación poco saludable con la comida, el cuerpo y el ejercicio.


Cuando la anorexia es diagnosticada, el paso siguiente es encontrar a profesionales que se dediquen al trabajo con esta enfermedad. Se recomienda buscar psicólogos y psiquiatras cualificados y con experiencia en este tipo de problemas mentales. Tanto la psicoterapia como la psiquiatría han demostrado lograr excelentes resultados en los tratamientos.


La anorexia es un trastorno desgarrador, pero es importante recordar que es tratable. Las personas pueden liberarse de la esclavitud de las reglas, dietas y restricciones y abrazar una vida más satisfactoria, alegre y saludable.



Artículos Relacionados:

Comentarios


bottom of page