googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

¿Qué hacer si sufres Acoso Laboral?

Actualizado: 6 feb

La situación de acoso laboral puede darse con discusiones fuertes y actos de mala educación, aunque no siempre es tan visible y también puede darse de forma sutil.


Algunas formas de menoscabo, maltrato o humillación son las siguientes:

  • Excluir o ignorar deliberadamente a las personas o sus contribuciones.

  • Sobreexigir a los trabajadores con exceso de trabajo.

  • Esparcir rumores maliciosos.

  • Recibir un trato poco justo.

  • Molestar regularmente a alguien.

  • Negarle injustificadamente a la víctima o las víctimas oportunidades de formación o promociones laborales.

Las características mencionadas se constituyen como acoso laboral o mobbing si ocurren en más de una oportunidad y de forma absolutamente injustificada. Como se ve en los ejemplos, no es necesario que ocurra una agresión física para que podamos hablar de víctimas de acoso laboral.


¿Qué efectos puede tener el acoso?


La agresión u hostigamiento reiterado puede hacer muy compleja la vida laboral, que es en general donde más tiempo pasamos las personas actualmente. En los casos de acoso laboral las personas pueden sentirse enfermas y deprimidas, afectándose así su salud mental. Además pueden perder la confianza en sí mismos y su seguridad.


El menoscabo es una situación que no siempre es producida por el empleador, ni tampoco siempre por el más fuerte hacia el más débil. En este caso de acoso es frecuente ver a las personas que se sienten amenazadas empezar con el acoso hacia aquellos que quizás perciben como los amenazantes o los más fuertes, quizás los con más habilidades o los más cumplidores.



¿Qué hacer en caso de padecer acoso laboral?


Una de las primeras recomendaciones que hacen los psicólogos es poder expresarle a otros lo que está ocurriendo. Muchas veces las víctimas temen hablar por el miedo a que esto amenace o perjudique su situación laboral Sin embargo solo al compartir la experiencia con otros podemos recibir ayuda y quizás descubrir que no se es el único que percibe o recibe el maltrato.

El primer paso dentro de la empresa podría ser hablar con alguien de la institución para que te oriente sobre cómo resolver esta situación de manera informal. Esta persona puede ser alguien del departamento de recursos humanos.


Es muy aconsejable, aunque no siempre fácil de ejecutar, mantener la calma. Con esto nos referimos a intentar reconocer que las críticas son opiniones de alguien y que no están conectadas directamente contigo ni con tus habilidades.


Los malos tratos son el reflejo directo de las debilidades de quien los perpetra y se realizan para intimidarte o intentar controlarte. Mantener la calma y no explicar demasiado tus conductas ayudará. En vez de esto pídele al agresor que explique la suya (su conducta).


Habla con el acosador. Aunque pueda parecer raro, algunas veces las personas no somos consientes del impacto que tenemos en los otros, o ni siquiera de todo lo que decimos y hacemos. En esta lógica podría pasar que el acosador no se haya dado cuenta de lo que hace contigo.


Prepara la conversación antes de tenerla y en ella intenta describir lo que estás percibiendo y porqué no quieres que siga ocurriendo. Mantén la calma y sé educado. Si sientes que no puedes tener esta conversación, puedes pedirle a otra persona que la tenga en tu nombre.


Lleva un diario o registro. Mantener un registro detallado podrá ayudarte a no olvidar las cosas que han estado sucediendo, además de darle una estructura y orden temporal. Esto podrá ayudarte si decides tomar otras acciones más adelante.


Realiza una denuncia o queja formal. Si no dieron resultado las aproximaciones informales, quizás es el momento para hacer una denuncia formal. Para hacer este paso debes seguir la estructura y el reglamento interno de la institución en la que trabajas.


Tomar acciones legales. Si la conducta ejercida por el empleador o por cualquier otro miembro de la institución se mantiene y, a pesar de la denuncia no se ha resuelto favorablemente, quizás pienses en tomar acciones legales. En ese caso recomendamos que te asesores de buena manera antes de comenzar el proceso.


Somo un grupo de psicólogos Online y puedes atenderte con nosotros dondequiera que estés. Si necesitas un psicólogo en Concepción, estamos aquí para ti.

コメント


bottom of page