googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

Descubriendo la Terapia Basada en la Mentalización y Sus Estados Prementalizadores

Actualizado: 6 feb

La terapia basada en la mentalización (MBT, por sus siglas en inglés) ha emergido como una luz guía en el campo de la salud mental, ofreciendo un enfoque único y efectivo para ayudar a las personas a entender y gestionar sus emociones y relaciones. Esta terapia se centra en la capacidad de una persona para reconocer y comprender los estados mentales propios y ajenos, como los pensamientos, deseos, creencias y sentimientos.


El proceso de mentalización es crucial para establecer relaciones saludables y para mantener un estado emocional equilibrado. Sin embargo, existen momentos en los que nuestra capacidad para mentalizar disminuye, llevándonos a estados prementalizadores. Estos estados son comunes y pueden ser experimentados por todos en algún momento de nuestro día o semana, especialmente cuando nos encontramos en situaciones de estrés o de alta carga emocional.


Antes de desarrollar los modos prementalizadores y los ejemplos, te dejamos un video de Anthony Bateman, uno de sus fundadores. Puedes usar subtítulos traducidos al español en YouTube. Los videos completos puedes encontrarlos acá: ttps://www.borderlinethefilm.com/the-experts.



1. Equivalencia Psíquica


El estado de equivalencia psíquica es un fenómeno particularmente intenso y a menudo abrumador en el que los pensamientos y emociones internas de una persona se perciben y experimentan como si fueran hechos concretos y reales del mundo exterior. En este modo de funcionamiento mental, la distinción entre la realidad interna y externa se desdibuja, lo que lleva a reacciones emocionales extremas y, a menudo, a malentendidos en las relaciones interpersonales.


Ejemplo: María tuvo un mal día en el trabajo y se siente inútil. Al llegar a casa, su pareja está ocupada y no puede hablar con ella en ese momento. María, en un estado de equivalencia psíquica, interpreta esto como una confirmación de que ella realmente no vale nada y que incluso su pareja la está rechazando.


Una persona en este estado puede encontrar difícil considerar perspectivas alternativas o reconocer que su interpretación emocional de una situación podría no ser precisa. Siguiendo el ejemplo anterior, una persona que se siente rechazada podría no ser capaz de ver que la aparente falta de interés de otra persona podría deberse a una variedad de razones que no tienen nada que ver con ella, como el estrés o problemas personales del otro.


En lugar de eso, interpreta sus sentimientos internos de rechazo como una representación exacta y fiel de la realidad, lo que puede llevar a conflictos, aislamiento y una espiral descendente de emociones negativas. Entender y trabajar para superar este estado de equivalencia psíquica es crucial para desarrollar una mente más flexible, resiliente y emocionalmente equilibrada.


2. Modo Teleológico


En el modo teleológico, las personas tendemos a interpretar las acciones de los demás de manera literal, vinculando directamente lo que pueden observar con los estados mentales, y obviando las intenciones, pensamientos o deseos que podrían estar detrás de esas acciones. Esta forma de pensar suele emerger especialmente en momentos de alta carga emocional, cuando la capacidad de la persona para reflexionar y considerar múltiples perspectivas se encuentra comprometida.


Ejemplo: Juan siente que su amigo Pedro está enojado con él porque Pedro canceló sus planes en conjunto a última hora. En el modo teleológico, Juan asume que la acción de cancelar es una evidencia directa de que Pedro está enojado, sin considerar que Pedro podría tener una razón legítima para cancelar.


Tomando el ejemplo de Juan y Pedro, Juan se siente herido y asume que la cancelación de los planes es un indicativo claro de que Pedro está molesto con él. En este estado teleológico, Juan no logra contemplar otras posibles explicaciones para la acción de Pedro, como una emergencia familiar, cansancio extremo o cualquier otro motivo personal que podría haber llevado a Pedro a cancelar de último momento. La acción observable de cancelar se convierte en la única evidencia que Juan necesita para llegar a su conclusión, lo que puede dar lugar a malentendidos y conflictos en la relación si Juan actúa basándose en esta interpretación errónea de la situación.


El desafío aquí radica en ayudar a las personas como Juan a desarrollar una mayor capacidad para la mentalización, de modo que puedan considerar una gama más amplia de posibilidades y entender que las acciones observables no siempre reflejan directamente los estados mentales internos de los demás. Esto no solo contribuiría a una interpretación más precisa y matizada de las situaciones, sino que también fomentaría relaciones más sanas y comprensivas.


Psicólogo Online

3. Modo As-If (Simulado)


El modo simulado en la terapia basada en la mentalización (MBT) puede entenderse como la simulación de emociones con el objetivo de manipular o influir en los demás. Este comportamiento puede surgir cuando una persona está en un estado prementalizador, lo cual significa que no está utilizando completamente su capacidad para reflexionar sobre los estados mentales propios y ajenos.


En este contexto, el modo simulado se convierte en un mecanismo a través del cual una persona intenta controlar su entorno y las personas que lo rodean, a menudo como una forma de satisfacer sus propias necesidades y deseos. Esto puede incluir la exageración o la falsificación de emociones para obtener simpatía, atención o para manipular las reacciones y comportamientos de los demás.


Por ejemplo, una persona podría fingir sentirse triste o desamparada con el objetivo de que los demás se sientan obligados a ayudarla o consolarla. Del mismo modo, podría simular enojo o frustración para intimidar o presionar a los demás para que cumplan con sus demandas.


Este comportamiento manipulativo puede ser particularmente problemático en las relaciones interpersonales, ya que erosiona la confianza y puede generar conflictos y malentendidos. Las personas en el entorno de quien simula las emociones pueden sentirse utilizadas o manipuladas, lo que a la larga puede llevar a la distancia o al deterioro de la relación.


Desde la perspectiva de la MBT, trabajar para superar estos comportamientos implica desarrollar la capacidad de mentalización, es decir, aprender a comprender y reflexionar sobre los estados mentales propios y ajenos de manera más efectiva. Esto incluiría reconocer cuándo se está simulando emociones y entender las motivaciones subyacentes para este comportamiento, así como aprender a comunicarse de manera más auténtica y abierta con los demás.


Fomentar la mentalización puede ayudar a las personas a desarrollar relaciones más saludables y genuinas, y a encontrar maneras más constructivas de satisfacer sus necesidades y deseos sin recurrir a la manipulación emocional.


Conclusión

La terapia basada en la mentalización nos invita a explorar y comprender nuestros estados mentales, así como a reconocer cuándo podríamos estar cayendo en estados prementalizadores. Al estar conscientes de estos estados y entender que son reacciones comunes ante el aumento de la activación emocional, podemos aprender a gestionar nuestras emociones de manera más efectiva y construir relaciones más saludables. La MBT nos proporciona las herramientas para navegar por estos desafíos y nos guía hacia un camino de mayor autoconocimiento y bienestar emocional.


Dos lugares que te recomendamos en caso de que quieras acceder a psicoterapias desde el modelo de la mentalización son imaginamentalizacion.com y grupomentaliza.cl. El modelo de la mentalización es especialmente recomendado para Trastorno de Personalidad, y puede ser utilizado en niños, adolescentes y adultos. Mientras antes puedas realizarse las intervenciones, mejor pronóstico.

Comments


bottom of page