googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

Rompiendo Barreras Digitales: Aplicaciones Móviles como Nuevos Horizontes en el Tratamiento de la Depresión

Actualizado: 6 feb

En el mundo de hoy, donde la tecnología digital se ha convertido en una extensión de nuestras vidas diarias, el abordaje de la salud mental no ha quedado atrás. La depresión, una de las afecciones psicológicas más prevalentes y debilitantes a nivel mundial, tampoco es una excepción. Tradicionalmente tratada a través de terapia presencial y medicación, el tratamiento de la depresión está experimentando una transformación digital con la aparición de aplicaciones móviles diseñadas específicamente para su manejo y tratamiento.


La depresión, caracterizada por un persistente sentimiento de tristeza y una falta de interés en actividades previamente disfrutadas, puede variar en severidad desde formas leves hasta episodios severos que impactan significativamente la calidad de vida de una persona. A menudo, las barreras como el estigma social, la falta de acceso a profesionales de la salud mental y el costo de los tratamientos tradicionales, pueden impedir que las personas busquen ayuda. Aquí es donde las aplicaciones móviles para el tratamiento de la depresión ofrecen una nueva vía de esperanza.


Hombre utilizando app de salud mental

Un estudio reciente, "App-Based Interventions for Moderate to Severe Depression: A Systematic Review and Meta-Analysis", realizado por Hayoung Bae et al., ha arrojado luz sobre la eficacia de estas aplicaciones en el tratamiento de casos de depresión de moderados a severos. Este estudio representa un avance significativo en nuestro entendimiento de cómo las intervenciones basadas en aplicaciones pueden ser utilizadas como herramientas efectivas en la batalla contra la depresión.


En el artículo que desarrollaremos a continuación, nos sumergiremos en los hallazgos de este estudio y exploraremos cómo las aplicaciones pueden ser utilizadas para complementar los tratamientos tradicionales de la depresión, ofreciendo un recurso accesible y potencialmente transformador para aquellos que luchan contra esta condición. Nos centraremos en la relevancia de estos hallazgos, su impacto en el campo de la salud mental y cómo estas aplicaciones podrían cambiar el panorama del tratamiento de la depresión en el futuro.


La Depresión


La depresión sigue siendo una preocupación significativa para la salud global y es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo, afectando aproximadamente al 3.8% de la población mundial. Dentro del espectro de la depresión, las formas leves pueden manifestarse como un leve deterioro, mientras que la depresión moderada o severa se caracteriza por un estado de ánimo más profundo y generalizado, anhedonia, sentimientos de inutilidad, culpa excesiva e incluso ideación y comportamiento suicidas. La prevalencia y los síntomas alarmantes de la depresión moderada a severa subrayan la importancia de prácticas basadas en evidencia más aplicables dirigidas específicamente a estas condiciones.


Durante décadas, la investigación ha demostrado consistentemente los beneficios de la psicoterapia basada en la evidencia para la depresión. Sin embargo, una parte sustancial de la población con trastornos mentales aún carece de acceso a la atención de salud mental necesaria. Las barreras estructurales, como la distribución desproporcionada de los recursos de tratamiento y la falta de asequibilidad financiera, junto con las barreras actitudinales, como el miedo a la estigmatización y la falta de conciencia sobre la efectividad del tratamiento, contribuyen a los desafíos en la entrega de atención de salud mental. Un estudio de la Iniciativa de Encuesta de Salud Mental Mundial de la Organización Mundial de la Salud encontró que solo el 13.7% de las personas con trastornos mentales en países de ingresos bajos y medios recibieron tratamientos relevantes, en comparación con el 36.8% de las personas en países de altos ingresos. Estas disparidades en las tasas de tratamiento subrayan la necesidad de garantizar un acceso equitativo a intervenciones basadas en evidencia para poblaciones con problemas de salud mental.


En medio de los desafíos planteados por la pandemia de COVID-19, que impide las terapias convencionales, y el auge de los avances tecnológicos en dispositivos de internet, las intervenciones basadas en internet para trastornos mentales han ganado prominencia debido a su eficacia, escalabilidad y accesibilidad mejoradas. Entre las intervenciones basadas en internet, las intervenciones de salud móvil (mHealth), es decir, prácticas médicas y de salud pública respaldadas por dispositivos móviles inalámbricos, ofrecen una mayor libertad en cuanto a tiempo y distancia con el uso de dispositivos portátiles y menos complicaciones técnicas en comparación con otras terapias basadas en internet.


En las siguientes secciones de nuestro artículo, profundizaremos en los resultados específicos de este estudio y exploraremos cómo las aplicaciones móviles están redefiniendo el tratamiento de la depresión.

Estudio Sobre la Efectividad de las Apps para tratar la Depresión


El estudio (citado anteriormente), demostró la eficacia potencial de las intervenciones de aplicaciones para individuos de grupos marginados, que enfrentan un estigma elevado y tienen acceso limitado a servicios de salud mental. Además, se observaron reducciones significativas en la severidad de la depresión tanto en participantes que recibían tratamientos psicológicos o medicamentosos como en aquellos que no. Esto establece la eficacia de las intervenciones basadas en aplicaciones como tratamientos independientes y como complementos a terapias convencionales.


Interesantemente, los participantes de etnias no occidentales obtuvieron una eficacia significativa con las intervenciones basadas en aplicaciones, mientras que los de etnias occidentales no. Esto podría atribuirse al mayor estigma de los trastornos mentales en culturas no occidentales, lo que lleva a una mayor preferencia por las intervenciones de mHealth.


Características del Diseño del Estudio

Los análisis mostraron que las recompensas monetarias en los estudios resultaron en un tamaño de efecto significativamente mayor para las intervenciones basadas en aplicaciones en comparación con estudios sin tales incentivos. Esto sugiere que las recompensas pueden mejorar los resultados del tratamiento y la adherencia a las intervenciones basadas en aplicaciones para la depresión.


Además, se encontró que las intervenciones más cortas estaban asociadas con una mayor eficacia en el tratamiento. Esto recomienda el desarrollo de programas basados en aplicaciones de menos de 8 semanas para optimizar la efectividad del tratamiento de la depresión y reducir las cargas financieras y psicológicas en los participantes.


Componentes de los Programas de Intervención

El estudio apoyó hallazgos previos demostrando tamaños de efecto significativos de programas basados en aplicaciones tanto con, como sin apoyo profesional. Sorprendentemente, las aplicaciones con recordatorios en la aplicación tuvieron un efecto más pequeño que aquellas sin ellos. Esto resalta la importancia de no depender únicamente de notificaciones dentro de la aplicación en un entorno clínico. Aparentemente es más efectivo que los recordatorios sean hechos por los profesionales tratantes, y no por la aplicación.


Además, no hubo una diferencia significativa en la eficacia entre aplicaciones con y sin módulos de TCC (Tratamiento Cognitivo Conductual) o BA (Behavioral Activation). Sin embargo, las aplicaciones con módulos de ACT (Acceptance and Commitment Therapy), mindfulness o seguimiento del estado de ánimo tuvieron efectos significativamente más pequeños que aquellas sin ellos. Basándonos en estos hallazgos, aplicaciones basadas en TCC y BA se consideran como las intervenciones más recomendadas para abordar eficazmente la depresión moderada a severa.


Este análisis resalta la promesa y la eficacia de las intervenciones basadas en aplicaciones móviles, abriendo nuevas avenidas en el tratamiento de la depresión, especialmente en poblaciones que de otro modo podrían no tener acceso a recursos convencionales de salud mental.

Persona utilizando app de salud mental

El Desafío de las Aplicaciones Móviles en Salud Mental: Adaptación y Disponibilidad en Español


El metaanálisis que hemos discutido revela una realidad preocupante: de 16 aplicaciones evaluadas, solo 2 siguen disponibles y, además, únicamente en inglés. Esto plantea un obstáculo considerable para los hispanohablantes.


Para aquellos que manejan el inglés, estas dos aplicaciones podrían ser recursos valiosos y las compartimos al final de este artículo. Sin embargo, la necesidad de desarrollar, estudiar y aplicar aplicaciones en español es imperante. Este desafío no solo abarca la traducción del idioma, sino también la adaptación cultural de los contenidos y estrategias terapéuticas para asegurar su relevancia y eficacia en diferentes contextos socioculturales.


La Importancia de la Adaptación Cultural

No basta con traducir literalmente los contenidos de una aplicación de inglés a español. Es esencial realizar una adaptación cultural que considere las variadas experiencias, creencias y valores de los hablantes de español. Esta adaptación debe reflejar la diversidad y riqueza de las culturas hispanohablantes, para que las intervenciones sean verdaderamente efectivas y resonantes con sus usuarios.


La Necesidad de Investigación y Desarrollo en Español

La falta de aplicaciones en español refleja una brecha en la investigación y el desarrollo en el campo de la salud mental digital. Es crucial invertir en estudios y desarrollo de tecnología en español para crear aplicaciones que sean accesibles, relevantes y efectivas para los hablantes de este idioma. Esto implica también la formación y colaboración de equipos multidisciplinarios que incluyan psicólogos, desarrolladores, diseñadores y, por supuesto, a los propios usuarios.


Las aplicaciones móviles tienen el potencial de transformar el enfoque de la salud mental, ofreciendo apoyo accesible y personalizado. Sin embargo, para que este potencial se materialice plenamente en la comunidad hispanohablante, es imprescindible abordar el desafío de la disponibilidad y adaptación cultural. En el Centro Ps. Eduardo Schilling, estamos comprometidos a ser parte de esta solución y a seguir explorando vías que mejoren la salud mental de nuestra comunidad.


Aplicaciones Recomendadas para el tratamiento de la Depresión, para llegar a ellas solo pincha la imagen:



Youper, CBT Therapy Chatbot

Moodkit

CBT icoach

bottom of page