googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

Tratamientos Psicoterapéuticos para el Trastorno de Personalidad: Una Mirada Especializada - Parte 2

Actualizado: 6 feb

Bienvenidos una vez más al blog del Centro Ps. Eduardo Schilling. En esta segunda entrega de nuestra serie sobre psicoterapia, continuaremos nuestra exploración de los modelos especializados en el tratamiento del Trastorno de Personalidad (TDP). En nuestro último artículo, discutimos en detalle los enfoques MBT (Tratamiento Basado en la Mentalización) y TFP (Terapia Focalizada en la Transferencia). Hoy, centraremos nuestra atención en dos métodos adicionales: DBT (Terapia Dialéctica Conductual) y GPM (Good Psychiatric Management). Aunque cada uno tiene su enfoque y métodos únicos, todos comparten el objetivo común de facilitar una vida más plena y autónoma para las personas que viven con TDP.


En esta publicación, te proporcionaremos una visión completa y profunda de la DBT y GPM, permitiéndote obtener un entendimiento más claro sobre sus principios, métodos y beneficios. Esperamos que esta información te sea de utilidad y te invite a seguir explorando las opciones de tratamiento disponibles para el Trastorno de Personalidad. Te invitamos a que continúes acompañándonos en esta serie, donde seguiremos aportando luz sobre este importante tema.


3. DBT (Terapia Dialéctica Conductual)


La Terapia Dialéctica Conductual (DBT) es un enfoque terapéutico desarrollado por Marsha Linehan, inicialmente para el tratamiento del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP). Es un tipo de terapia cognitivo-conductual, que integra estrategias tradicionales de terapia cognitivo-conductual (CBT) con técnicas de mindfulness y aceptación.


Te compartimos un video de Marsha Linehan, la fundadora del modelo. Los videos completos puedes encontrarlos acá: https://www.borderlinethefilm.com/the-experts. En la lista de reproducción de YouTube encontrarás 27 video cortos en los que se explica con lenguaje cercano su teoría y aplicación clínica. Puedes ponerle subtítulos en español.



Enfoque de la DBT


La DBT es particularmente efectiva para ayudar a las personas a manejar sus emociones intensas, mejorar sus relaciones y reducir comportamientos autodestructivos o impulsivos. A continuación se detallan los componentes clave y el enfoque de la DBT:


1. Regulación Emocional:

- Objetivo: Ayudar a los pacientes a entender, identificar y aceptar sus emociones, y luego aprender a manejarlas efectivamente.

- Métodos: La DBT utiliza técnicas cognitivo-conductuales y de mindfulness para enseñar a los pacientes cómo observar y aceptar sus emociones sin juicio y cómo aplicar estrategias adaptativas para manejar emociones intensas o negativas.


2. Tolerancia al Malestar:

- Objetivo: Enseñar a los pacientes a tolerar y aceptar el malestar de manera efectiva sin recurrir a comportamientos autodestructivos.

- Métodos: Se utilizan técnicas de mindfulness y de aceptación para ayudar a los pacientes a soportar situaciones dolorosas o incómodas sin reaccionar impulsivamente o evitando la situación.


3. Eficacia Interpersonal:

- Objetivo: Mejorar las habilidades sociales y de comunicación de los pacientes para fortalecer sus relaciones y reducir el conflicto interpersonal.

- Métodos: Los pacientes aprenden a expresar sus necesidades de manera clara y respetuosa, a poner límites y a negociar soluciones a los conflictos de manera efectiva.


4. Mindfulness:

- Objetivo: Ayudar a los pacientes a estar presentes en el momento actual, aceptando la realidad tal como es, y aumentando la conciencia de sí mismos y de su entorno.

- Métodos: Se enseñan técnicas de meditación, respiración consciente y otras prácticas de atención plena para aumentar la conciencia y la aceptación.


Estrategias de Enseñanza:


1. Sesiones de Grupo:

- Los pacientes participan en sesiones de grupo donde aprenden y practican nuevas habilidades junto con otros que enfrentan desafíos similares.

- Se fomenta la interacción grupal para compartir experiencias y obtener retroalimentación.


2. Sesiones Individuales:

- En las sesiones individuales, los terapeutas refuerzan las habilidades aprendidas en el grupo y ayudan a los pacientes a aplicar estas habilidades en situaciones de la vida real.

- Se abordan los problemas específicos del paciente y se desarrollan estrategias personalizadas para manejarlos.


Objetivo Global:


El objetivo global de la DBT es proporcionar a los pacientes las herramientas y habilidades necesarias para manejar eficazmente sus emociones, enfrentar el malestar, mejorar las relaciones interpersonales y lograr una vida más plena y satisfactoria, reduciendo comportamientos que puedan causarles daño o interferir con su bienestar.


4. GPM (Good Psychiatric Management)


GPM (Good Psychiatric Management o Buen Manejo Psiquiátrico) es un modelo terapéutico especialmente diseñado para clínicos que no son expertos en trastornos de la personalidad. A pesar de su enfoque más generalizado, ha demostrado ser altamente efectivo para muchos pacientes con Trastorno de Personalidad (TP). A continuación, se detalla una profundización sobre este enfoque:


Te compartimos un video de John Gunderson, el fundador del modelo. Los videos completos puedes encontrarlos acá: https://www.borderlinethefilm.com/the-experts. En la lista de reproducción de YouTube encontrarás 20 video cortos en los que se explica con lenguaje cercano su teoría y aplicación clínica. Puedes ponerle subtítulos en español.



Fundamentos del GPM:


1. Atención General en Psiquiatría:

- Basa su eficacia en la prestación de una buena atención psiquiátrica general, lo que incluye una evaluación exhaustiva, un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento individualizado.

- Se focaliza en brindar un soporte constante y comprensivo a los pacientes.


2. Educación sobre el Trastorno:

- Es fundamental educar tanto a los pacientes como a sus familias (si es aplicable) sobre la naturaleza del trastorno de personalidad.

- Esta educación ayuda a los pacientes y a sus familias a comprender mejor los síntomas, comportamientos y desafíos asociados al TP, promoviendo una mayor autonomía y participación activa en el manejo de sus propios desafíos.


Enfoque del GPM:


1. Relación Terapéutica Sólida:

- Prioriza el establecimiento de una relación terapéutica sólida y duradera entre el paciente y el clínico.

- Se promueve una comunicación abierta, honesta y respetuosa.


2. Educación Continua:

- Se enfoca considerablemente en proporcionar información continua sobre el trastorno a los pacientes.

- A través de la educación, los pacientes logran reconocer, entender y manejar mejor sus síntomas y comportamientos.


3. Autonomía del Paciente:

- Se promueve la autonomía del paciente en la gestión de sus desafíos, proporcionando las herramientas y el conocimiento necesario para hacerlo.

- El paciente aprende a tomar decisiones informadas sobre su tratamiento y manejo.


4. Integración de Tratamientos:

- Fomenta la integración cohesiva de tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos según las necesidades individuales del paciente.

- Se asegura de que el tratamiento sea holístico, abordando tanto los síntomas como las causas subyacentes del TP.


5. Estructura de Tratamiento Clara:

- Enfatiza la importancia de tener una estructura de tratamiento clara y definida.

- Se establecen expectativas claras y límites en la relación terapéutica para evitar malentendidos y asegurar un entorno de tratamiento seguro, estructurado y predecible.


Beneficios del GPM:


El GPM ha demostrado ser beneficioso al ofrecer una estructura clara y comprensible de tratamiento que es fácilmente accesible para los clínicos no especializados. Permite a los pacientes con TP y a sus familias obtener una comprensión más profunda de su condición, promoviendo una mayor autonomía y participación activa en su tratamiento y manejo. Al priorizar una relación terapéutica sólida y continua, el GPM facilita un entorno seguro y de apoyo para los pacientes, lo que es crucial para su recuperación y bienestar a largo plazo.



Comentario Final


A pesar de los avances en los tratamientos especializados para el Trastorno de Personalidad, enfrentamos en Chile, al igual que en muchos otros lugares, una limitada disponibilidad y accesibilidad a estos recursos terapéuticos. La escasez y los altos costos hacen que muchas personas no puedan beneficiarse de estas avanzadas terapias.


No obstante, es crucial mantener la esperanza. Los profesionales de la salud mental informados y educados sobre los modelos más investigados para TDP, incluso si no pueden proporcionar acceso directo a estas terapias especializadas, pueden hacer una notable diferencia en la vida de las personas con Trastorno de Personalidad. Su conocimiento y entendimiento de los principios fundamentales de estas terapias pueden ofrecer un soporte valioso y efectivo.


El Trastorno de Personalidad continúa siendo un gran desafío tanto para quienes lo experimentan como para los profesionales dedicados a proporcionar asistencia. A pesar de las barreras para acceder a terapias especializadas, el compromiso y la formación continua de los profesionales de la salud mental aseguran un respaldo significativo para aquellos que lo necesitan.


Te agradecemos por acompañarnos en este recorrido a través de los distintos modelos de tratamiento para el TDP. Esperamos que esta serie te haya proporcionado insights valiosos y un mejor entendimiento sobre las opciones de tratamiento disponibles. Te animamos a que sigas investigando y buscando la terapia más adecuada, y no dudes en contactarnos si tienes alguna consulta o inquietud.


Hasta aquí nuestra serie sobre los tratamientos para el Trastorno de Personalidad. Gracias por tu tiempo, y recuerda, aunque el camino pueda parecer arduo, siempre hay apoyo y esperanza. ¡Nos vemos pronto!

Comments


bottom of page