googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

Optimizando la Terapia: Un Análisis del Efecto Dose-Response en el Tratamiento Psicológico

Actualizado: 6 feb

En el dinámico campo de la psicoterapia, uno de los conceptos más intrigantes y fundamentales es el modelo "dose-response". Originario de la farmacología, este modelo ha encontrado un lugar relevante en la práctica psicoterapéutica, ofreciendo una perspectiva única sobre cómo los pacientes responden al tratamiento.


¿Qué es el Modelo "Dose-Response"?

El modelo "dose-response", traducido como "dosis-respuesta", se basa en la premisa de que existe una correlación entre la cantidad (dosis) de tratamiento proporcionado y la respuesta o mejoría del paciente. En la farmacología, esto se refiere típicamente a cómo diferentes dosis de un medicamento afectan la salud del paciente. En psicoterapia, sin embargo, la "dosis" se traduce en el número de sesiones de terapia.


Psicóloga en Consulta

Aplicación en Psicoterapia

En el contexto terapéutico, este modelo implica que la cantidad de sesiones de terapia puede influir directamente en los resultados del tratamiento. Por ejemplo, una serie más extensa de sesiones podría conducir a una mejoría más significativa en el paciente. Pero, ¿es siempre así?


La Complejidad del Modelo en la Práctica Clínica


La complejidad del modelo "dose-response" en la práctica clínica se debe a una variedad de factores que influyen en la eficacia de la psicoterapia. Cada uno de estos factores desempeña un papel crucial en determinar cómo y cuándo un paciente puede beneficiarse del tratamiento. A continuación, se desarrolla más detalladamente cada uno de estos puntos:


1. Individualidad del Paciente: Cada individuo tiene una historia única, un conjunto de experiencias y características personales que influyen en su respuesta al tratamiento. Esto incluye diferencias en la personalidad, la historia de vida, el entorno socioeconómico y cultural, y la presencia de otros trastornos o condiciones médicas. La terapia eficaz debe ser personalizada para abordar las necesidades específicas de cada paciente, lo que requiere un enfoque flexible y adaptable por parte del terapeuta.


2. Calidad del Tratamiento: La calidad de la terapia es un componente crucial para lograr resultados positivos. Esto implica la competencia y la formación del terapeuta, así como su capacidad para aplicar técnicas terapéuticas adecuadas y basadas en la evidencia. La actualización constante del conocimiento, la supervisión y el desarrollo profesional continuo son esenciales para mantener una alta calidad en la prestación de servicios terapéuticos.


3. Naturaleza del Problema o Trastorno: Los diferentes trastornos psicológicos pueden requerir enfoques terapéuticos específicos. Por ejemplo, los trastornos del estado de ánimo pueden beneficiarse de enfoques como la terapia cognitivo-conductual, mientras que los trastornos de la personalidad pueden requerir terapias más intensivas y de larga duración como la terapia dialéctica conductual. Además, algunos trastornos pueden responder mejor a una combinación de terapia y medicación.


4. La Relación Terapéutica: La alianza terapéutica, o la relación entre el terapeuta y el paciente, es un predictor clave del éxito en la terapia. Esta relación se basa en la confianza, el respeto mutuo y la empatía. Un terapeuta que puede crear un entorno seguro y de apoyo es más probable que facilite un cambio positivo. Los pacientes que se sienten comprendidos, valorados y apoyados por su terapeuta tienden a estar más comprometidos con el proceso terapéutico y, por lo tanto, pueden obtener más beneficios de la terapia.

En resumen, aunque el modelo "dose-response" proporciona una guía útil sobre la duración y la frecuencia de la terapia, es la interacción de estos factores complejos y multifacéticos lo que realmente determina la efectividad del tratamiento psicoterapéutico. Cada aspecto debe ser cuidadosamente considerado y adaptado a las necesidades individuales del paciente para optimizar los resultados de la terapia.


¿Es la Dosis lo Que Más Importa?

La respuesta corta es: no necesariamente. Si bien el número de sesiones puede ser un factor en la efectividad del tratamiento, no es el único ni siempre el más importante. La terapia debe ser vista como un proceso dinámico y personalizado, donde la "dosis" adecuada varía según cada individuo y situación.

El Modelo GEL (Good Enough Level) en Psicoterapia: Un Enfoque Diferenciado


Otro de los modelos innovadores que sirven para entender cómo y cuándo los pacientes responden al tratamiento es el GEL (Good Enough Level), que presenta una perspectiva alternativa al "dose-response".


Fundamentos del Modelo GEL

El modelo GEL sugiere que los pacientes responden a la terapia a diferentes ritmos. Algunos experimentan mejoras significativas en pocas sesiones, mientras que otros requieren un tratamiento más prolongado para observar cambios positivos. Según Barkham et al. (2006), el modelo GEL se basa en las siguientes premisas:


1. Diferentes Ritmos de Cambio: A diferencia del modelo "dose-response", el GEL reconoce que la tasa de cambio varía entre los pacientes. No todos se benefician de manera uniforme de un aumento en el número de sesiones.

2. Relación entre la Duración del Tratamiento y la Mejora: Contrariamente a la idea de que más sesiones siempre conducen a una mayor mejora, el GEL propone que la duración de la terapia no siempre está directamente relacionada con la probabilidad de mejoría. De hecho, en muestras con una gran proporción de pacientes respondedores rápidos, puede haber una relación negativa.

3. Fortaleza de las Sesiones Adicionales: En el modelo GEL, se asume que la eficacia de cada sesión adicional disminuye con el tiempo. Esto es especialmente cierto para aquellos pacientes que responden rápidamente al tratamiento.

4. Duraciones de Tratamiento como Marcadores: Las duraciones más largas del tratamiento son vistas como indicadores de subgrupos de pacientes que son más difíciles de tratar, en contraposición a la noción de que más sesiones de terapia son beneficiosas para todos por igual.


Implicaciones Prácticas del Modelo GEL

Este modelo subraya la importancia de personalizar la terapia:

- Atención a las Necesidades Individuales: El modelo GEL enfatiza la necesidad de adaptar la terapia a las respuestas individuales de cada paciente, reconociendo que algunos pueden necesitar menos sesiones para alcanzar un nivel de mejora "suficientemente bueno".

- Flexibilidad en la Duración del Tratamiento: Los terapeutas deben estar abiertos a modificar la duración del tratamiento en función de la respuesta del paciente, en lugar de adherirse a un número predefinido de sesiones.

- Identificación de Subgrupos de Pacientes: Es esencial reconocer que algunos pacientes pueden ser más difíciles de tratar y requerirán enfoques terapéuticos más intensivos o prolongados.


Dose Response Psicoterapia

Estudios Relevantes sobre Dosis de Psicoterapia


Un meta-análisis que presenta un análisis meticuloso del efecto "dose-response" en terapias psicológicas es el de Robinson, Delgadillo y Kellett, ofreciendo valiosas perspectivas para la práctica clínica. Compartimos algunos de sus hallazgos.


Hallazgos Principales

El estudio expone una relación curvilínea entre el número de sesiones terapéuticas y la efectividad del tratamiento. Es decir, a medida que se incrementa la cantidad de sesiones, la probabilidad de una respuesta positiva al tratamiento primero aumenta y luego disminuye. Esta dinámica de beneficios menguantes en terapias prolongadas ha sido consistentemente observada en diversos estudios realizados en contextos tales como centros de asesoramiento en universidades, terapias ambulatorias y servicios de atención primaria de salud. Además, se ha detectado que distintos subgrupos de pacientes exhiben variadas velocidades de progreso, lo cual sugiere que la duración óptima del tratamiento puede variar significativamente dependiendo de la capacidad de respuesta individual de cada paciente.


Interpretación del Modelo GEL vs. Dose-Response

Aunque los modelos GEL y dose-response pueden parecer contradictorios, sus implicaciones pueden no ser mutuamente exclusivas. A nivel individual, es evidente que algunos pacientes responden rápidamente a la terapia, mientras que otros requieren tratamientos más largos para lograr la remisión de los síntomas. Sin embargo, desde una perspectiva poblacional, es raro observar casos que alcancen mejoras clínicamente significativas en menos de 4 sesiones.


"Rápidos Respondedores" vs. "Respondedores Graduales"

Los pacientes que responden a tratamientos psicológicos generalmente se dividen en dos grupos distintos: "rápidos respondedores" y "respondedores graduales". Los primeros muestran signos de mejoría para la sesión 4, mientras que los segundos pueden necesitar hasta 26 sesiones para lograr una mejora fiable y clínicamente significativa. La probabilidad de mejora disminuye considerablemente con intervenciones más prolongadas.


Parámetros de Dosis Óptima

La dosis óptima varía según la gravedad de los problemas clínicos y la intensidad de los tratamientos. Por ejemplo, para pacientes con problemas leves a moderados de depresión y ansiedad en tratamientos de baja intensidad, la dosis óptima se encuentra entre 4 y 6 sesiones. Mientras que en muestras clínicas polisintomáticas con varios niveles de gravedad que acceden a tratamientos de alta intensidad, se requiere entre 4 y 26 sesiones.


Frecuencia de las Sesiones y Diferentes Dominios de Resultados

Se ha encontrado que un calendario semanal de terapia acelera la mejora en comparación con un programa quincenal. Además, la dosis necesaria de tratamiento varía según los resultados de interés, requiriendo tratamientos relativamente cortos para una respuesta del 50% en síntomas agudos y tratamientos más largos para mejoras en el funcionamiento y problemas caracterológicos.


Excepciones en los Parámetros de Dosis Óptima

Se han encontrado excepciones para casos con psicopatología más crónica y/o severa. Algunos estudios recomiendan hasta 30 sesiones para pacientes con trastornos psicóticos, aunque hay soporte empírico mixto e inconcluso para la eficacia de la psicoterapia en trastornos psicóticos en general.


Conclusiones y Aplicaciones Clínicas

Este metaanálisis subraya la importancia de personalizar la terapia, reconociendo que diferentes pacientes requieren diferentes dosis de tratamiento. En el Centro Ps. Eduardo Schilling, integramos estos hallazgos en nuestra práctica para proporcionar tratamientos más efectivos y adaptados a las necesidades individuales de cada paciente.


Centro Ps. Eduardo Schilling - Comprometidos con la excelencia en terapia psicológica, guiados por la evidencia más actualizada y las necesidades únicas de cada individuo.


Este artículo es una contribución de nuestro equipo de especialistas en psicoterapia, reflejando nuestro compromiso continuo con la excelencia en el cuidado de la salud mental.

Comments


bottom of page