googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

El Viaje de la Psicoterapia: Desde los Orígenes hasta la Equivalencia de Efectividad

Actualizado: 6 feb

Desde el Centro Ps. Eduardo Schilling, exploramos hoy los orígenes de la psicología como disciplina, un viaje fascinante que nos lleva desde la filosofía antigua hasta el umbral del psicoanálisis.


La psicología, tal como la conocemos hoy, es el resultado de una larga evolución de pensamiento y exploración del alma humana y la mente. Sus orígenes se remontan a la antigua Grecia, donde filósofos como Platón y Aristóteles comenzaron a formular preguntas sobre la mente y el comportamiento humano. Platón contemplaba las cuestiones de la psique (alma) y su relación con el cuerpo, mientras que Aristóteles escribió extensamente sobre la memoria, el sueño, los sueños y la sensación.


En el siglo XVII, con el surgimiento del empirismo y el racionalismo, figuras como René Descartes y John Locke contribuyeron significativamente a la evolución de la psicología. Descartes, con su famoso dualismo mente-cuerpo, planteó la idea de que la mente y el cuerpo son entidades separadas que interactúan entre sí. Por otro lado, John Locke y su teoría del tabula rasa sugirieron que la mente al nacer es como una pizarra en blanco, formada y moldeada por experiencias.


Mujer realizando psicoterapia a distancia

El siglo XIX marcó un cambio fundamental con la emergencia de la psicología como una disciplina científica distinta. Wilhelm Wundt, a menudo considerado el padre de la psicología moderna, estableció el primer laboratorio de psicología experimental en Leipzig, Alemania, en 1879. Su enfoque en la medición objetiva de la experiencia consciente sentó las bases para el estudio científico de la mente.


Durante este mismo período, William James en los Estados Unidos hizo contribuciones significativas a través de su obra "Principios de Psicología", en la que exploró la conciencia, la percepción y el pensamiento. Su enfoque pragmático y su énfasis en el estudio de la experiencia subjetiva ampliaron el campo de la investigación psicológica.


A medida que la psicología se desarrollaba como una disciplina científica, comenzaron a surgir diferentes escuelas de pensamiento. El estructuralismo, liderado por Edward Titchener, un alumno de Wundt, buscaba identificar la estructura de la mente a través de la introspección analítica. Por otro lado, el funcionalismo, influenciado por William James, se centraba en cómo la mente se adapta al entorno.


Hacia finales del siglo XIX y principios del XX, la psicología dio un giro notable con la aparición del psicoanálisis. Sigmund Freud, neurólogo austriaco y figura central de este movimiento, introdujo una nueva dimensión al estudio de la mente. Su teoría del inconsciente y el énfasis en los procesos mentales internos abrieron un nuevo camino para entender la conducta y los trastornos mentales.


Este recorrido histórico nos lleva a la puerta del psicoanálisis, donde la psicología comenzó a profundizar aún más en las complejidades de la mente humana.


Respuesta al Psicoanálisis


Continuando con nuestra exploración desde el Centro Ps. Eduardo Schilling, es esencial reconocer cómo el psicoanálisis, desarrollado por Sigmund Freud, generó respuestas y movimientos alternativos en el campo de la psicología. Estos movimientos emergieron tanto por divergencias teóricas como por la necesidad de abordar aspectos de la psique humana que el psicoanálisis, según algunos, no lograba explicar o tratar eficazmente.


1. Conductismo: Uno de los primeros y más significativos movimientos en respuesta al psicoanálisis fue el conductismo. Fundado por John B. Watson en la primera parte del siglo XX, el conductismo se oponía a la introspección y al enfoque en el inconsciente del psicoanálisis. En su lugar, el conductismo se centraba en el estudio observable y medible del comportamiento. Esta aproximación se basaba en la premisa de que todas las conductas son adquiridas a través del condicionamiento. B.F. Skinner más tarde expandió esta teoría con su concepto de condicionamiento operante.


2. Psicología Humanista: En la mitad del siglo XX, surgió la psicología humanista como otra respuesta al psicoanálisis y al conductismo. Figuras como Carl Rogers y Abraham Maslow lideraron este movimiento, enfatizando la naturaleza holística y positiva de los seres humanos. A diferencia del psicoanálisis, que se centraba en los impulsos inconscientes y los conflictos internos, y del conductismo, que ignoraba los estados mentales internos, la psicología humanista se enfocaba en la experiencia consciente, el crecimiento personal, y la búsqueda de la autorrealización.


3. Cognitivismo: La revolución cognitiva, que comenzó en los años 1950 y 1960, surgió en parte como una respuesta a las limitaciones percibidas tanto del conductismo como del psicoanálisis. Los psicólogos cognitivos, como Jean Piaget y Aaron Beck, se interesaron en cómo las personas perciben, procesan y recuerdan información. Este enfoque marcó un retorno al estudio de los procesos mentales internos, pero desde una perspectiva más empírica y científica en comparación con el enfoque psicoanalítico.


4. Terapia Gestalt: Desarrollada por Fritz Perls, la terapia Gestalt surgió como una alternativa al psicoanálisis enfocándose en la conciencia y la experiencia presente, más que en los impulsos inconscientes. Esta aproximación terapéutica pone énfasis en la responsabilidad personal y en el proceso de convertirse en consciente de las sensaciones, percepciones, y acciones actuales.


Estos movimientos surgieron como respuesta al psicoanálisis por varias razones:


- Divergencia Teórica: Algunos psicólogos consideraban que el enfoque en el inconsciente y en los conflictos sexuales era limitado o erróneo.


- Metodología: El psicoanálisis, basado en interpretaciones y menos en métodos empíricos, fue criticado por su falta de rigor científico.


- Visión del Ser Humano: Mientras que el psicoanálisis puede ser visto como centrado en patologías y conflictos, enfoques como el humanismo y la Gestalt destacan aspectos más positivos y proactivos del desarrollo humano.


- Aplicabilidad: Algunos teóricos y practicantes encontraron que otras técnicas eran más efectivas o adecuadas para ciertos tipos de problemas o poblaciones.


La diversidad de enfoques en psicología refleja la complejidad de la mente humana y las múltiples maneras en que podemos entender y abordar los desafíos psicológicos. Cada uno de estos movimientos ha contribuido significativamente a la rica tapestria de la psicología moderna.

Terapeuta atendiendo a distancia

El Estudio de Eysenck y sus Contribuciones

Ahora reflexionemos sobre una de las conclusiones más provocativas y debatidas de Hans Eysenck, que ha generado un considerable impacto en el campo de la psicoterapia. Eysenck, en los años 50, publicó un estudio en el que cuestionaba la eficacia de las terapias psicoanalíticas y conductuales, señalando que las tasas de recuperación de pacientes sometidos a psicoterapia no eran significativamente diferentes de las tasas de remisión espontánea.


El Rol de las Conclusiones de Eysenck:


1. Estimulando la Investigación y el Debate: La afirmación de Eysenck provocó una reevaluación crítica de la eficacia de la psicoterapia. Su trabajo estimuló una gran cantidad de investigaciones destinadas a medir y evaluar objetivamente los resultados de la psicoterapia, llevando al desarrollo de métodos más rigurosos para la investigación en este campo.


2. Enfoque en la Eficacia de la Psicoterapia: La controversia suscitada por Eysenck llevó a una mayor atención sobre la necesidad de justificar y demostrar la eficacia de los diferentes enfoques terapéuticos. Este enfoque ha ayudado a la psicología clínica a evolucionar hacia una disciplina más basada en la evidencia.


3. Impulso hacia Terapias Basadas en la Evidencia: Las conclusiones de Eysenck fueron un catalizador en la transición hacia enfoques terapéuticos respaldados por evidencia empírica. Esto incluye el desarrollo y la popularización de terapias como la terapia cognitivo-conductual, que se ha demostrado efectiva para una variedad de trastornos a través de estudios controlados.


4. Reevaluación del Proceso de Cambio en Terapia: La afirmación de Eysenck sobre la remisión espontánea llevó a los psicólogos a investigar más profundamente los mecanismos a través de los cuales se produce el cambio en la terapia. Esto ha conducido a una comprensión más matizada de cómo y por qué la psicoterapia puede ser efectiva.


Consideramos relevante ahora ofrecer una mirada detallada sobre el estudio de Hans Eysenck que ha generado debates cruciales en el campo de la psicoterapia. Este estudio, realizado en la década de 1950, examinó la eficacia de la psicoterapia, especialmente el psicoanálisis y la terapia conductual, en comparación con lo que Eysenck denominó "remisión espontánea".


Cómo se Llevó a Cabo el Estudio:


1. Revisión de Casos Anteriores: Eysenck revisó una serie de estudios y datos preexistentes sobre pacientes que habían recibido psicoterapia. Este análisis incluyó una variedad de trastornos, pero se centró principalmente en pacientes con neurosis, ya que estos constituían la mayoría de los casos tratados con psicoterapia en ese momento.


2. Comparación con Tasas de Remisión Espontánea: Eysenck comparó los resultados de la terapia con lo que él consideraba tasas de "remisión espontánea". Estas tasas se basaban en estudios que habían documentado la mejoría de pacientes con trastornos similares que no habían recibido tratamiento psicológico formal.


3. Análisis Estadístico: Utilizó análisis estadísticos para comparar las tasas de mejoría entre los grupos, buscando evidencia de que la psicoterapia era significativamente más efectiva que la ausencia de tratamiento.


Explicación del Estudio y sus Hallazgos:


- Resultados Controversiales: Eysenck concluyó que la efectividad de la psicoterapia no era mayor que las tasas de remisión espontánea. En otras palabras, según su análisis, los pacientes que recibían psicoterapia no mostraban una mejoría significativamente mayor que aquellos que no recibían ningún tratamiento.


- Críticas Metodológicas: El estudio de Eysenck fue criticado por varios motivos, incluyendo su metodología y las fuentes de datos utilizadas. Las críticas se centraron en la calidad y consistencia de los estudios revisados, así como en la aplicabilidad de las tasas de remisión espontánea.


- Impacto en la Psicoterapia: A pesar de las críticas, el estudio generó un importante debate sobre la necesidad de evaluar rigurosamente la eficacia de la psicoterapia. Esto llevó a un aumento en la investigación empírica y el desarrollo de enfoques terapéuticos más estructurados y basados en la evidencia.


Independientemente de las críticas y del debate generado, las observaciones de Eysenck han jugado un papel crucial en impulsar la psicología clínica hacia una mayor responsabilidad científica y hacia un enfoque más centrado en el paciente. Este legado de Eysenck subraya la importancia de cuestionar y evaluar constantemente nuestras prácticas para garantizar que proporcionemos la atención más efectiva y basada en la evidencia a aquellos que buscan ayuda psicológica.


Mujer joven comenzando sesión de psicoterapia

Respuesta de la comunidad científica a los resultados de Eysenck


A lo largo de los años, varios autores y estudios han desafiado las conclusiones de Eysenck, proporcionando evidencia significativa que respalda la eficacia de la psicoterapia. Estos estudios han sido fundamentales para el desarrollo y la validación de diversas formas de tratamiento psicológico.


Autores y Estudios Significativos que Contrarrestan a Eysenck:


1. Jerome D. Frank: Considerado uno de los primeros y más influyentes críticos de Eysenck, Jerome Frank, en su libro "Persuasión y Curación", argumentó que la psicoterapia es efectiva y destacó la importancia del contexto terapéutico y la relación entre el terapeuta y el paciente. Frank propuso que todos los enfoques efectivos de psicoterapia comparten elementos comunes que contribuyen a su éxito.


2. Smith y Glass (1977): En un metaanálisis seminal, Smith y Glass analizaron más de 375 estudios y encontraron que la psicoterapia era significativamente más efectiva que no recibir tratamiento. Este estudio fue crucial porque utilizó el método del metaanálisis, que era relativamente nuevo en ese momento, proporcionando un enfoque estadísticamente riguroso para la síntesis de la investigación en psicoterapia.


3. Lambert y Bergin: Otros investigadores importantes en este campo, Michael J. Lambert y Allen E. Bergin, realizaron extensas revisiones y metaanálisis que también respaldaron la eficacia de la psicoterapia. Sus trabajos contribuyeron a una comprensión más detallada de los factores que influyen en la efectividad de la terapia, incluyendo las características del terapeuta y del cliente.


4. Investigaciones sobre Terapias Específicas: A partir de los años 80 y 90, surgieron numerosos estudios que demostraron la eficacia de enfoques específicos de psicoterapia, como la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) para trastornos como la depresión y la ansiedad. Estas investigaciones proporcionaron evidencia sólida de que ciertas terapias pueden ser altamente efectivas para trastornos específicos.


5. Martin Seligman: El trabajo de Seligman en la década de 1990, particularmente su concepto de "eficacia demostrada", enfatizó la importancia de utilizar terapias que han demostrado ser efectivas a través de investigaciones rigurosas. Su enfoque ayudó a impulsar el movimiento hacia una psicoterapia basada en la evidencia.


Consideramos que la evolución de la investigación en psicoterapia, impulsada en parte por la necesidad de responder a las afirmaciones de Eysenck, ha enriquecido enormemente nuestra comprensión de qué tratamientos funcionan, para quién y en qué circunstancias. Este proceso continuo de investigación y revisión es fundamental para asegurar que proporcionemos los tratamientos más efectivos y basados en la evidencia a nuestros pacientes.

Un paso hacia adelante: La "paradoja de la equivalencia" o el "efecto Dodo bird" en psicoterapia.

Si bien varios estudios ya han corroborado la eficacia de la psicoterapia y, en ese sentido, se ha desconfirmado la hipótesis de Eysenck, otro paso llamativo en la psicoterapia fue darse cuenta de que todos los tipos de psicoterapia tienen los mismos resultados. En otras palabras, la teoría a la que se adscriba el terapeuta no es un factor relevante para pensar en la efectividad. El efecto del Dodo Bird es derivado de la famosa línea en "Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carroll, donde el Dodo declara "todos han ganado y todos deben tener premios", se ha utilizado para describir la conclusión de que diferentes enfoques de psicoterapia son igualmente efectivos.


Cómo se Llega a Esta Conclusión:


1. Metaanálisis y Revisiones: La conclusión de que todos los modelos de psicoterapia son igualmente efectivos proviene principalmente de metaanálisis y revisiones de estudios de investigación en psicoterapia. Estos estudios comparan la eficacia de diferentes enfoques terapéuticos, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia psicodinámica, la terapia humanista, entre otros.


2. Estudios de Efectividad: Estos estudios examinan los resultados terapéuticos en condiciones "reales" de práctica clínica, no solo en entornos de investigación controlados. Estas investigaciones a menudo encuentran que las diferencias en la eficacia entre diferentes modalidades de terapia son mínimas o inexistentes.


Debate que Plantea:


1. Factores Comunes vs. Factores Específicos: Este hallazgo ha generado un intenso debate sobre la importancia de los factores comunes en psicoterapia (como la alianza terapéutica, la empatía, la expectativa de cambio) frente a los factores específicos de cada modelo terapéutico (como las técnicas y métodos particulares). Algunos investigadores y clínicos argumentan que estos factores comunes son la principal razón por la cual diferentes terapias producen resultados similares.


2. Crítica a la Metodología de Investigación: Algunos críticos argumentan que las metodologías de investigación utilizadas en estos estudios no son lo suficientemente sensibles para detectar diferencias entre modalidades de terapia. Sugieren que las diferencias podrían ser más pronunciadas para ciertos tipos de trastornos o poblaciones específicas.


3. Implicaciones para la Formación y Práctica Clínica: Este debate tiene implicaciones importantes para la formación de terapeutas y la práctica clínica. Si los factores comunes son realmente clave, entonces la formación de terapeutas podría enfocarse menos en métodos específicos y más en habilidades relacionales y de establecimiento de alianza terapéutica.


4. Desarrollo de Enfoques Integradores y Personalizados: La paradoja de la equivalencia también ha impulsado el interés en enfoques terapéuticos más integradores y personalizados, que buscan combinar elementos de diferentes modalidades de terapia para satisfacer las necesidades individuales de cada paciente.


Desde el Centro Ps. Eduardo Schilling, reconocemos que la discusión sobre la equivalencia de los diferentes modelos de psicoterapia sigue siendo un área vital de investigación y debate. Esta línea de investigación nos anima a mantener una mente abierta y crítica, evaluando continuamente nuestra práctica y buscando formas de mejorar la atención y el apoyo que brindamos a nuestros pacientes.

bottom of page