googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

¿Cómo se siente vivir con TLP? Parte 2

Actualizado: 6 feb

Mientras seguimos explorando y desentrañando los detalles y retos asociados con los trastornos de personalidad, nos encontramos con investigaciones que arrojan luz y ofrecen perspectivas profundas. Hoy, queremos presentarles algunas ideas derivadas del estudio titulado "¿Cómo se siente tener dificultades en la identidad? La fenomenología de la difusión de la identidad en pacientes con Trastorno Límite de la Personalidad: un estudio cualitativo" realizado por Carsten R. Jørgensen, PhD, y Rikke Bøye, MSc. (2022).


Para quienes estén interesados en profundizar en este tema y entender con mayor detalle la fenomenología de la difusión de la identidad en individuos con trastorno límite de la personalidad, les sugerimos consultar el artículo en su totalidad en este enlace. A continuación, compartimos con ustedes algunas reflexiones clave y descubrimientos que hemos extraído.


En su investigación cualitativa sobre la vivencia de individuos con TLP, los investigadores identificaron 9 rasgos distintivos que reflejan cómo se sienten estas personas. En esta publicación, abordaremos las tres segundas características (4, 5 y 6), y en la siguiente publicación, discutiremos las tres restantes. Aunque el estudio se basa en entrevistas realizadas a mujeres, es fundamental reconocer que el TLP afecta tanto a hombres como a mujeres por igual.


Es vital subrayar que estas descripciones no buscan encapsular la totalidad de las experiencias y emociones de todas las personas con TLP. Más bien, reflejan lo que parece ser más común o significativo entre los entrevistados. Algunos individuos con TLP podrían no reconocerse en algunos o muchos de estos rasgos. Aunque estas características pueden ser una realidad para muchas personas con TLP, es esencial entender que estas emociones y experiencias pueden evolucionar y mejorar con el tiempo y una intervención terapéutica adecuada.


Psicologo Online

4. Sentirse fuera de lugar y no integrado a la sociedad


A veces, las personas con TLP sienten que no encajan en el entorno que les rodea. Es como si fueran un puzle con una pieza que no coincide con el resto. Sienten que son diferentes a los demás, y no de una manera positiva, sino más bien como si siempre estuvieran al margen.


Las personas con TLP pueden describirse como el "jinete solitario" o "la oveja negra". No importa dónde se encuentren, se sienten aisladas y creen que no son parte del grupo. Algunos pueden expresar que se sienten cómodos solo cuando están completamente solos, como en un coche en la carretera.


El dolor de sentirse excluido puede ser más intenso al pensar que todos los demás parecen encajar perfectamente. Puede parecer que los demás comparten experiencias y conexiones que a uno le faltan. Esta sensación de estar siempre afuera puede llevar a algunas personas a esforzarse constantemente por ser aceptadas, aunque sientan que nunca es suficiente.


En ciertos casos, las personas con TLP pueden sentir que carecen de habilidades sociales o no saben cómo expresarse correctamente, lo que intensifica la sensación de aislamiento. Algunos pueden tratar de adaptarse imitando a los demás, mientras que otros pueden retirarse completamente para evitar el rechazo.


Hay quienes optan por aislarse deliberadamente, prefiriendo ser "lobos solitarios", porque para ellos es una manera de protegerse del dolor del rechazo.


Esta sensación de no encajar puede estar profundamente arraigada en la percepción que tienen de sí mismos y en su interacción con la sociedad. Es una lucha constante entre querer pertenecer y sentir que nunca lo lograrán.


5. El abismo del vacío y la soledad interior


El ser humano, en su esencia, busca constantemente significado y conexión. Sin embargo, hay momentos en los que las personas con Trastorno Borderline se enfrentan a un abrumador sentimiento de vacío y falta de propósito, que es como un vasto abismo en el centro de su ser. Se sienten desconectadas, no sólo de sí mismas, sino también de aquellos que les rodean, incluso en medio de una multitud.


La interrogante sobre "¿Quién soy?" suele ser fundamental en la existencia humana. Sin embargo, para algunos que padecen TLP, esta pregunta se convierte en un eco constante, una sombra que persigue cada pensamiento y acción. Es un sentimiento que puede ser paralizante y aterrador. Se siente como si estuvieran encerrados en una burbuja, desconectados y alejados del mundo que les rodea. El vacío se percibe tan profundamente que parece haber consumido cualquier sentido o emoción, dejando tras de sí una cáscara vacía.


Este vacío a menudo se acompaña de una sensación penetrante de soledad. No es simplemente la soledad de estar físicamente solo, sino una soledad que persiste incluso en compañía de otros. Es una barrera invisible que impide una verdadera conexión, una distancia insalvable entre uno mismo y el resto del mundo.


Agravando este sentimiento está la percepción de inutilidad o insignificancia. Algunos pueden sentir que sus vidas carecen de propósito o significado, que simplemente están pasando el tiempo, girando en círculos sin dirección ni objetivo. La búsqueda de significado se convierte en una carrera contra el tiempo, con un temor latente de que se acabe el tiempo sin haber logrado nada significativo.


Como un intento de escapar o al menos atenuar este abrumador sentimiento de vacío y soledad, algunos pueden recurrir a comportamientos autodestructivos o distracciones compulsivas. Estas acciones, aunque momentáneamente pueden ofrecer un alivio, a menudo no abordan la raíz del problema y pueden llevar a consecuencias perjudiciales.


El vacío interior, la falta de sentido y la profunda soledad son desafíos angustiantes y paralizantes que algunas personas con TLP enfrentan. Es un grito silencioso por conexión, significado y pertenencia en un mundo que, en ocasiones, puede sentirse desolador y desconectado.


Psicologo Presencial

6. Dificultad en la toma de decisiones y visiones del futuro


La lucha con la identidad puede traducirse en dificultades para identificar aspiraciones genuinas, una parálisis a la hora de tomar decisiones y una confusión sobre normas y valores internos. Estos retos están interrelacionados: una falta de dirección interna conlleva a la ausencia de criterios claros para decidir y a problemas para mantener las decisiones una vez tomadas.


Muchos enfrentan el desafío de visualizar su propio futuro. Algunos participantes del estudio hablaron de vivir de manera impulsiva, a menudo de formas que pueden ser autodestructivas, dejándose llevar por el momento presente. La perspectiva de muchos es vivir el día a día, sin hacer planes a largo plazo.


La incertidumbre sobre lo que es importante, lo que se quiere o gusta, y los planes para el futuro es una constante. Esta falta de claridad sobre el futuro hace que muchos sean espontáneos o impredecibles en sus acciones y decisiones. Muchos asocian pensar en el futuro con el miedo a enfrentar decepciones y, por lo tanto, evitan hacerlo.


Esta incertidumbre y la falta de identidad estable llevan a cambios inesperados en objetivos y direcciones, lo que dificulta la persistencia en la persecución de metas a largo plazo. Cambiar continuamente la percepción de "quién soy" y "qué quiero" puede socavar la capacidad de actuar con decisión. Las dudas sobre el propio juicio pueden infiltrarse en todos los aspectos de la vida, llevando a la sensación de que las cosas "simplemente ocurren" sin un sentido claro de control o dirección.


Esta sensación de estar a la deriva, de no ser el capitán del propio barco, puede ser debilitante. Algunos describen sentirse paralizados, incapaces de tomar decisiones con competencia y actuar. Esta indecisión no solo afecta las grandes decisiones de la vida, sino también las decisiones diarias más triviales. El constante cambio en lo que se considera importante y en las prioridades puede complicar tareas simples como ir de compras y decidir qué comprar.


En nuestra siguiente publicación, avanzaremos en el análisis de las dimensiones que describen las experiencias de personas con TLP. Nuestro objetivo es que, al entender mejor su realidad, podamos contribuir a reducir estigmas y actitudes no comprensivas o directamente perjudiciales que surgen de esos prejuicios.


Somos el Centro Ps Eduardo Schilling, y estamos comprometidos con brindar apoyo y comprensión en cada paso del camino. Siempre estamos aquí para ayudarte y guiarte. No estás solo en esto; cuenta con nosotros. Artículos Relacionados:

bottom of page