googled7f5afa4c62c5bad.html
 

Las emociones para entender el trabajo del psicologo.

Mucho se especula sobre el trabajo que realiza un psicologo y la disciplina de la psicoterapia ha pasado por diversas etapas, con diferentes énfasis. En este artículo buscaremos desarrollar la idea de las emociones, y su rol primordial para el trabajo del entendimiento humano.


Las corrientes de psicoterapia posracionalistas, son las que dejan de darle la importancia suprema a lo que se dice, para centrarse en la relevancia del como. En las emociones las personas podemos mostrarnos y darnos a conocer profundamente. Por otro lado parecen ser también el lugar en el que el cambio se desarrolla.


El emocionar no es algo solamente humano, sino que se evidencia en la mayoría de los seres vivos. Es por eso que uno puede entender cuando es preferible no acercarse a una mascota, y cuando hacerlo con total seguridad. Lo que estamos viendo o registrando en ese caso es su emocionalidad.


Tipos de emociones a entender en el trabajo con tu psicologo.


Seguiremos en este artículo los trabajos realizados por la psicóloga chilena Susana Bloch, quien ha dedicado gran parte de su carrera investigativa al desarrollo de un método extremadamente útil para entender e intervenir en las emociones humanas.


Para comenzar pensaremos en 3 componentes que conforman la emoción: los pensamientos, la respiración y la corporalidad. Éstos tres niveles no se encuentran en absoluto separados, y no se jerarquizan de ninguna manera, sino que al parecer ocurren sincrónicamente. Sin embargo realizar la separación puede ser pedagógico para el entendimiento.


Para Susana, así como para varios otros autores e investigadores de la psicoterapia, existen seis emociones que pueden ser entendidas como básicas, y en este sentido universales. Con universales se entiende que éstas se desarrollan en el humano independientemente de el lugar donde le toque nacer y vivir, es decir, no son dependientes de la cultura.


Dentro de las seis emociones encontramos: la alegría, la tristeza, la rabia, el miedo, el erotismo y la ternura. Empecemos por las características corporales y respiratorias que Susana Bloch identifica para el miedo: "tengo frío, estoy temblando, me transpiran las manos, respiro irregularmente, por la boca abierta, siento el cuerpo todo tenso, busco la retirada, los ojos desorbitados"


El miedo es todo esto junto, asociado también a ciertas ideas que acompañan a la sensación, en general ideas negativas o fatalistas como por ejemplo: me echarán del trabajo, me irá mal en el próximo examen, etc.


En la tristeza, lo que encontramos es que "sollozas, inspiraciones entrecortadas, como en sacudidas, expiración como en un suspiro, la mirada se dirige hacia abajo, aparece un pliegue en la frente, la boca toma un rictus particular con el borde externo de los labios que desciende" En cada una de las emociones acompañan pensamientos, acá por ejemplo uno podría imaginar un pensamiento como "nunca me querrán en este lugar".


En el enojo "se inhala y exhala por la nariz con los dientes apretados, los párpados tensos, la mirada fija y el ceño fruncido, la cabeza hacia adelante, los puños apretados y todo el cuerpo en tensión, listos para atacar. Movimientos rápidos, bruscos e inarmónicos. La voz se escucha dura, estridente, las palabras salen mordiendo a través de la mandíbula apretada".


En la alegría la psicologa Susana Bloch nos comenta que "el aire se toma brevemente por la nariz, se exhala en sacudidas por la boca abierta hasta que no queda más aire, y luego rápidamente se vuelve a inhalar por la nariz. El cuerpo por su lado está muy pero muy relajado" Se relaciona esto con pensamientos optimistas con respecto al presente y futuro, además de con lindos recuerdos del pasado.


En el erotismo "se respira con la boca abierta, el aire entrando y saliendo cadenciosamente. La boca seca, los ojos se entrecierran, la mirada se desenfoca. La cabeza ligeramente inclinada hacia atrás, en una actitud de entrega.


Por último en la ternura "se inspira y se expira regularmente, ligeramente más lento que en el estado neutro. La cabeza se inclina ligeramente hacia un lado y los labios esbozan una leve sonrisa"


Aporte de este conocimiento en el trabajo con el psicologo.


Uno de los innumerables aportes que otorga este conocimiento al quehacer del psicologo, pero también al entendimiento de lo humano, es que nos abre la puerta para lograr intervenir de diversas maneras, entregando nuevas herramientas para la promoción del cambio del sentir, que puede ser una de las metas últimas de psicoterapia, en tanto desaparición del padecer.


Entonces actualmente no se piensa que hay que cambiar la manera de pensar para que cambie la manera de sentir, no es una cosa primero y la otra después. Puede perfectamente cambiarse la forma de respirar o las posturas faciales y corporales que se adoptan, para de esta manera también incidir en nuestros pensamientos y en nuestras sensaciones.


Esto no significa en absoluto que el cambio se produzca automáticamente y sin esfuerzo, pero sí nos entrega un conocimiento más acabado y completo del complejo devenir humano con sus sensaciones y emociones.


En nuestro centro de Psicologo Online Ps. Eduardo Schilling podrás encontrar a tu psicologo ideal, con el que poder comenzar a realizar los cambios que quieres para ti. Te esperamos!




12 vistas0 comentarios