googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

¿Qué es el Apego Ansioso?

Actualizado: 6 feb

El apego ansioso es un estilo de apego inseguro que puede desarrollar una persona en la infancia o en la adolescencia. Se caracteriza por un miedo constante a la separación y una necesidad excesiva de atención y aprobación de parte de los demás.


Las personas con apego ansioso pueden sentirse inseguras y preocupadas por la lealtad y el amor de sus seres queridos, y pueden ser muy dependientes de ellos emocionalmente. También pueden ser propensas a la ansiedad y la inseguridad en sus relaciones y pueden tener dificultad para confiar en los demás.



Los síntomas del apego ansioso pueden incluir:

  1. Miedo a la separación y miedo al abandono: Las personas con apego ansioso pueden tener miedo de quedarse solas o de ser abandonadas por sus seres queridos.

  2. Necesidad excesiva de atención y aprobación: Las personas con apego ansioso pueden sentir una necesidad constante de atención y aprobación de parte de los demás y pueden sentirse inseguras y preocupadas si no sienten que están obteniendo suficiente atención y aprobación.

  3. Inseguridad en las relaciones: Las personas con apego ansioso pueden tener dificultad para confiar en los demás y pueden sentirse inseguras en sus relaciones.

  4. Dependencia emocional: Las personas con apego ansioso pueden ser muy dependientes de sus seres queridos emocionalmente y pueden tener dificultad para tomar decisiones por sí mismas.

  5. Ansiedad y preocupación: Las personas con apego ansioso pueden sentirse ansiosas y preocupadas en sus relaciones y pueden tener dificultad para relajarse y disfrutar de la vida.

  6. Dificultad para expresar necesidades y sentimientos: Las personas con apego ansioso pueden tener dificultad para expresar sus necesidades y sentimientos de manera clara y segura y pueden sentirse inseguras al hacerlo.

  7. Dificultad para establecer límites: Las personas con apego ansioso pueden tener dificultad para establecer límites claros en sus relaciones y pueden permitir que otros abusen de su tiempo o espacio personal.

No obstante lo anterior, hay que considerar que cada persona es única y puede experimentar diferentes síntomas y grados de intensidad de los síntomas mencionados.


Causas del Apego Ansioso


El apego ansioso ambivalente puede ser el resultado de una combinación de factores, incluyendo la genética y la experiencia de vida. Algunas de las causas posibles del apego ansioso incluyen:

  1. Experiencias de separación tempranas: Las personas que experimentan separaciones frecuentes o traumáticas durante la infancia, como la pérdida de un padre o una madre a través del divorcio o la muerte, pueden desarrollar un apego ansioso.

  2. Falta de respuesta sensible por parte de los cuidadores: Los niños que no reciben una respuesta sensible y coherente de sus cuidadores pueden desarrollar un apego ansioso.

  3. Abuso o negligencia: Los niños que han sido abusados o que han sufrido negligencia en sus cuidados pueden desarrollar un apego ansioso como resultado de la falta de confianza y seguridad en sus relaciones.

  4. Factores genéticos: Es posible que haya un componente genético en el desarrollo del apego ansioso, ya que algunas personas pueden ser más propensas a desarrollar este tipo de apego debido a sus genes.

El apego ansioso no es algo que las personas elijan conscientemente, sino más bien una respuesta adaptativa a situaciones difíciles o traumáticas en la infancia. Con el tiempo y el apoyo adecuado, es posible aprender a manejar el apego ansioso y desarrollar una mayor confianza y autonomía emocional, mejorando la salud mental de la vida adulta.


Algunas diferencias entre Apego Ansioso y Apego Evitativo


El apego evitativo es otro estilo de apego que puede desarrollar una persona. Se caracteriza por la tendencia a evitar la intimidad y el contacto emocional cercano con los demás. Las personas con apego evitativo pueden sentirse incómodas con la dependencia y la cercanía emocional y pueden tener dificultad para expresar sus necesidades y sentimientos a los demás.


A diferencia ansioso, las personas con apego evitativo no tienen miedo a la separación ni sienten una necesidad excesiva de atención y aprobación de parte de los demás. En cambio, pueden sentirse más cómodas en relaciones independientes y pueden tener dificultad para confiar en los demás y permitir que se acerquen emocionalmente.


Es importante tener en cuenta que el apego evitativo y el apego ansioso son dos estilos de apego diferentes y que no todas las personas se ajustan a un estilo de apego tan extremo. Algunas personas pueden tener un estilo de apego más equilibrado y seguro.



¿Cómo tratar el apego ansioso?


Hay varias opciones de tratamiento disponibles para las personas que sufren apego ansioso, y el tratamiento más adecuado puede depender de las necesidades y circunstancias individuales de cada persona. Algunas opciones de tratamiento comunes para el apego ansioso incluyen:

  1. Psicoterapia: La psicología clínica se centra en cómo los pensamientos y formas de actuar afectan a las emociones y puede ser útil para tratar el apego ansioso. El profesional de la psicología puede ayudar a las personas a desarrollar una mayor confianza y autonomía emocional y a manejar mejor sus miedos y preocupaciones.

  2. Psicoterapia fundada en la teoría del apego: La terapia de apego se centra en cómo el apego influye en las relaciones y puede ser útil para tratar el apego ansioso. Los profesionales de la salud que trabajan desde la terapia de apego pueden ayudar a las personas a comprender y trabajar a través de sus miedos y preocupaciones en las relaciones y a desarrollar una mayor confianza y seguridad en sí mismas.

  3. Psicoterapia familiar: La terapia familiar puede ser útil para tratar el apego ansioso si la causa del apego ansioso se debe a conflictos o problemas en la dinámica familiar. La terapia familiar puede ayudar a las personas a mejorar la comunicación y resolver problemas en la familia.

  4. Medicación: En algunos casos, la medicación puede ser útil para tratar el apego ansioso junto con la terapia. Los medicamentos que se pueden usar para tratar el apego ansioso incluyen los antidepresivos y los ansiolíticos. Es importante hablar con un médico o un psiquiatra para determinar si la medicación es adecuada para usted y para discutir los posibles efectos secundarios y precauciones.

El tratamiento del apego ansioso puede ser un proceso largo y que puede requerir tiempo y esfuerzo para obtener resultados. Trabajar con un terapeuta experimentado y comprometido puede ayudar a maximizar los resultados del tratamiento y a mejorar la calidad de vida a largo plazo.


Somos un Centro Especializado en Psicoterapia y estamos aquí para ti. Nuestros profesionales trabajan en el formato presencial y Online, por lo que podrás acceder a ellos desde cualquier parte de Chile.


Artículos Relacionados:

Comments


bottom of page