googled7f5afa4c62c5bad.html
top of page

Tratamientos Psicoterapéuticos para el Trastorno de Personalidad: Una Mirada Especializada

Bienvenidos a otro artículo del Centro Ps. Eduardo Schilling. Hoy, nos sumergiremos en el mundo de la psicoterapia, explorando cuatro de los modelos especializados en el tratamiento del Trastorno de Personalidad (TDP): MBT (Tratamiento Basado en la Mentalización), TFP (Terapia Focalizada en la Transferencia), DBT (Terapia Dialéctica Conductual) y GPM (Good Psychiatric Management). Estos modelos, aunque diferentes en enfoque, tienen el objetivo común de ayudar a las personas con TDP a llevar una vida más plena y autónoma.


Los primeros dos modelos serán brevemente explicados en este artículo, mientras que los dos siguientes serán abordados en nuestra próxima publicación.


1. MBT (Tratamiento Basado en la Mentalización)


Definición y Origen


El Tratamiento Basado en la Mentalización (MBT, por sus siglas en inglés: Mentalization-Based Treatment) tiene sus raíces en la teoría psicoanalítica y en la teoría del apego. Fue desarrollado principalmente por Anthony Bateman y Peter Fonagy como una intervención específica para el Trastorno Límite de Personalidad (TLP).


Te compartimos un video de Peter Fonagy, uno de sus fundadores. Los videos completos puedes encontrarlos acá: https://www.borderlinethefilm.com/the-experts. En la lista de reproducción de YouTube encontrarás 24 video cortos en los que se explica con lenguaje cercano su teoría y aplicación clínica. Puedes ponerle subtítulos en español.



¿Qué es la Mentalización?


La mentalización se refiere a la capacidad de comprender y reflexionar sobre los estados mentales propios y ajenos. Esta habilidad nos permite entender que cada acción tiene una intención y una emoción asociada, permitiéndonos anticipar y responder adecuadamente a las acciones de los demás. Las personas con TDP pueden tener dificultades para mentalizar, especialmente durante episodios de alta carga emocional.


Problemas de Mentalización en el TDP:


Las dificultades en la mentalización en individuos con TDP pueden manifestarse como:


- Malinterpretaciones recurrentes de las intenciones de los demás.

- Dificultad para entender las causas y consecuencias de sus propias emociones y comportamientos.

- Reactividad emocional excesiva debido a la incapacidad para moderar y contextualizar las respuestas emocionales.


Enfoque del MBT:


Objetivo Principal: El principal objetivo de la MBT es fortalecer la capacidad de mentalización del paciente. La idea es que al mejorar esta habilidad, los pacientes puedan manejar mejor sus relaciones y emociones, y reducir comportamientos autodestructivos o impulsivos.


Componentes Clave:


1. Terapia Individual: A través de sesiones individuales, el terapeuta ayuda al paciente a explorar eventos recientes y a reflexionar sobre sus propias respuestas emocionales y las de las personas involucradas.


2. Terapia Grupal: En un entorno grupal, los pacientes tienen la oportunidad de practicar habilidades de mentalización con otros, aprender de las experiencias de los demás y recibir feedback sobre su capacidad para mentalizar en tiempo real.


3. Enfoque Aquí y Ahora: A diferencia de otras modalidades terapéuticas que pueden enfocarse en traumas pasados, la MBT se centra en el presente. Si bien los eventos pasados pueden discutirse, la atención se centra en cómo el paciente está mentalizando en el momento actual.


Resultados Esperados: A largo plazo, se espera que los pacientes que se someten a MBT desarrollen una comprensión más profunda de sí mismos y de los demás, lo que les permitirá formar relaciones más estables, manejar el estrés de manera más efectiva y reducir comportamientos dañinos o impulsivos.


2. TFP (Terapia Focalizada en la Transferencia)


Definición y Origen:


La Terapia Focalizada en la Transferencia (TFP, por sus siglas en inglés: Transference-Focused Psychotherapy) se enmarca dentro de las terapias psicoanalíticas modernas y fue específicamente diseñada para abordar el Trastorno Límite de Personalidad (TDP). Desarrollada por Otto Kernberg y sus colaboradores, la TFP se basa en la teoría de las relaciones objetales, que se enfoca en cómo las personas entienden y se relacionan con los demás.


Te compartimos un video de Otto Kernberg, fundador del modelo. Los videos completos puedes encontrarlos acá: https://www.borderlinethefilm.com/the-experts. En la lista de reproducción de YouTube encontrarás 20 video cortos en los que se explica con lenguaje cercano su teoría y aplicación clínica. Puedes ponerle subtítulos en español.



¿Qué es la Transferencia?


Dentro del contexto psicoanalítico, la transferencia se refiere a cómo un paciente proyecta, de manera inconsciente, sentimientos, deseos y expectativas de relaciones pasadas hacia su terapeuta. Es una repetición de patrones relacionales tempranos que se manifiestan en el presente, particularmente en la relación terapéutica.


Problemas de Relación en el TDP:


Los pacientes con TDP suelen tener patrones relacionales intensos y a menudo caóticos. Estos patrones pueden incluir:


- Alternar entre idealizar y devaluar a los demás.

- Miedo intenso al abandono.

- Dificultades para establecer límites en las relaciones.


Enfoque de la TFP:


Objetivo Principal: La meta es que el paciente reconozca, comprenda y finalmente cambie patrones relacionales inestables y autodestructivos.


Componentes Clave:


1. Exploración de la Transferencia: La TFP utiliza la relación paciente-terapeuta como un microcosmos de las relaciones del paciente en el mundo exterior. A través de la interacción en las sesiones, el terapeuta y el paciente pueden identificar y explorar patrones relacionales problemáticos en tiempo real.


2. Conciencia y Reflexión: Una vez que se identifican estos patrones, el terapeuta y el paciente trabajan juntos para comprender su origen, cómo afectan la vida del paciente y cómo pueden modificarse.


3. Integración del Self: El TDP a menudo se caracteriza por una visión fragmentada del self y de los demás. La TFP ayuda al paciente a integrar estas visiones fragmentadas en una comprensión más cohesiva y matizada de sí mismos y de su mundo relacional.


Resultados Esperados: Se espera que, a través de la TFP, los pacientes logren una mayor estabilidad en sus relaciones, una comprensión más profunda de sus propios patrones de comportamiento y la capacidad de manejar sus emociones y conflictos internos de manera más efectiva.


Cometario final


A pesar de la efectividad demostrada por los tratamientos especializados en el Trastorno de Personalidad, la realidad en Chile, como en muchos otros lugares, es que estas terapias pueden ser escasas y a veces inaccesibles para muchas personas. La demanda supera con creces la oferta, y los costos asociados pueden ser muy elevados.


Sin embargo, hay esperanza. Es fundamental reconocer que los profesionales de salud mental que tengan conocimientos actualizados y tengan en consideración las bases teóricas y prácticas de los modelos más investigados para TDP estarán mejor equipados para ofrecer ayuda. Incluso si no se puede acceder directamente a una de estas terapias especializadas, un terapeuta que comprenda los principios subyacentes puede hacer una gran diferencia en la vida de alguien con TDP.


El Trastorno de Personalidad es un desafío complejo tanto para quienes lo padecen como para los profesionales que buscan ofrecer ayuda. Aunque no todos pueden tener acceso directo a estas terapias especializadas, es esperanzador saber que, con una formación adecuada y una comprensión profunda de los principios subyacentes, los profesionales de salud mental pueden ofrecer un apoyo significativo.


Agradecemos tu tiempo y dedicación al leer este artículo. Esperamos que la información presentada te ayude a comprender mejor el TDP y las terapias disponibles. Te invitamos a estar atentos a nuestra próxima publicación, donde abordaremos los modelos DBT y GPM. Si tienes preguntas o comentarios, no dudes en contactarnos.


Hasta la próxima, y recuerda que siempre hay esperanza y ayuda disponible. ¡Hasta pronto!


Artículos Relacionados:



bottom of page